LEGISLATIVO TV

TRABAJO LEGISLATIVO

UN PAÍS SIN LIBERTAD DE EXPRESIÓN ES UNA NACIÓN

SIN DEMOCRACIA, SIN RESPETO A DERECHOS HUMANOS

  • Sin igualdad de libertades y deberes, sin derecho a la vida: Benjamín Robles

  • Durante el Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores ante la Cuarta Transformación

 


CIUDAD DE MÉXICO.- Durante el “Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores ante la Cuarta Transformación “, el diputado Benjamín Robles Montoya (PT), afirmó que un país sin libertad de expresión es una nación sin democracia, sin respeto a los derechos humanos, sin igualdad de libertades y obligaciones y, “lo que es peor, sin derecho a la vida”.

Por ello, expresó su apoyo al gremio periodístico, el cual, no sólo ha sido “golpeado y vejado por los grupos facticos”, sino, en muchas ocasiones, “por gobiernos autoritarios que pretendiendo silenciar a la prensa, anhelan callar sus ilícitos, sus vejaciones y sus saqueos a las arcas de los gobiernos que encabeza”.

En el evento, convocado por la Fraternidad de Reporteros de México y el Club de Periodistas, el legislador refirió que de acuerdo con la asociación civil Artículo 19, por lo menos 41 periodistas han sido asesinados durante esta administración.

Asimismo, según el Informe “Democracia simulada, nada que aplaudir”, durante el actual sexenio van 894 agresiones contra la prensa más que en el sexenio anterior cuando se registró un total de mil 92.

El 2017, dijo, fue un año en el que las agresiones se presentaron con demasiada fuerza en la última década, las 517 agresiones del año pasado suponen un aumento del 53 por ciento comparado con 2013. También rompió record de asesinatos de periodistas con 12 casos, cifra que superó a los 11 homicidios de comunicadores de 2016.

En total, precisó, de 2009 a 2017, fueron 78 periodistas asesinados, un promedio de casi 9 comunicadores al año. A estas vejaciones, le siguen las amenazas con 376 casos; la intimidación, con 356; privación de la libertad, 178; y el hostigamiento y el acoso, 128 casos.

Robles Montoya estimó que es tiempo de que la prensa juegue un papel preponderante en la vida de México. Se pronunció por impulsar reformas para proteger al medio periodístico, a fin de que alcance salarios dignos, derecho a servicios médicos, vivienda y respeto a su vida.

La diputada Claudia Angélica Domínguez Vázquez (PT) mencionó que muchos periodistas asesinados, en realidad no fueron víctimas del crimen, sino “de un gobierno que no quiere que se abra la boca, un gobierno represor”.

Expresó su apoyo al gremio periodístico y se pronunció por trabajar para asegurarles que tengan un libre ejercicio de su actividad.

Virgilio Caballero Pedraza (Morena), diputado local, vicepresidente de la Comisión de Protección de Periodistas del Congreso de la Ciudad México, señaló que los estados más violentos para la prensa son Veracruz, Tamaulipas, Guerrero, Oaxaca y la Ciudad de México. Hombres y mujeres periodistas se enfrentan, además de la violencia, a condiciones de trabajo precarias, bajos salarios, gran carga de trabajo y, también, presiones económicas y políticas.

Se pronunció por avanzar hacia la construcción de un sistema de medios democráticos y a la garantía plena de la libertad de expresión, a través de marcos jurídicos que consideren las voces de la población y dejen de ser pensados para pequeños grupos de poder.

Estimó que entre los pendientes está atender la seguridad de los periodistas, sus condiciones laborales, liberar a los medios independientes de las presiones financieras, así como sancionar a funcionarios públicos que sobornen o mantengan redes clientelares de periodistas o medios de comunicación.

El presidente de la asociación Fraternidad de Reporteros de México, Raúl Correa, enfatizó que los medios de comunicación están en crisis desde hace tiempo y los periodistas mexicanos “hemos sido olvidados desde los errores de diciembre de 1995”, cuando se registraron aproximadamente 5 mil despidos de trabajadores de los medios de comunicación.

Desde entonces, continuó, estamos luchando por dignificar al gremio, por la profesionalización de la actividad periodística y generar empleos en ayuda mutua.

Precisó que el sistema digital ha desplazado a los medios convencionales y hoy se tienen más lectores en internet que circulando impresos; esto, entre otras cosas, ha reflejado la crisis económica que los dueños no han sabido solventar y que los trabajadores no han sabido afrontar.

Consideró necesario la fusión de empresas para darles solidez a proyectos periodísticos y estabilidad en el empleo a los reporteros, así como legislar en materia de comunicación social, publicidad y derechos laborales y de salud.

La secretaría general del Club de Periodistas, Celeste Sáenz de Miera, estimó que mucha de la problemática de este gremio es porque no se ha legislado o no están lo suficientemente claras algunas cosas y existe un criterio ambiguo.

Los periodistas, consideró, deben contar con un seguro jurídico, porque la libertad de expresión está vulnerable, “ahora ya está la sombra del que te acusó, el daño moral y te quito tú casa”.

También, dijo, se debe defender la cláusula de conciencia, “para que no seamos maquiladores de notas”, porque dice qué se cubra y a quién no se toque. “Entendemos que hay líneas editoriales, pero no cuando están por encima del interés público, un verdadero periodista es un representante social y como eso se nos debe respetar”.

Finalmente, Juan Bautista, secretario general de Fremac, dio lectura a la Declaratoria “Plan San Lázaro”, la cual resalta que en el mundo, México es el país con más periodistas asesinados después de Siria, según reportes de la Unesco.

Subraya que las cosas no están bien para el periodismo mexicano, “nuestra situación es endeble; es necesario detener la violencia a los comunicadores, los asesinatos a lo largo y ancho del país e indispensable seguir manteniendo la defensa de las libertades de expresión y los derechos de información, pero hoy también es imperante levantar la voz por el derecho a la vida.”

Precisa que los mecanismos de protección a los periodistas, deben encontrar un nuevo camino en su actuación y prevención y ahí una nueva ley debe arroparlos, bajo una novedosa observación de métodos y aplicaciones de protocolos.

La trasformación de una sociedad atraviesa necesariamente por los medios de comunicación, “no puede existir un cambio social a fondo sin un periodismo crítico, de investigación, de denuncia, con argumentos sólidos y comprobadas fuentes”. En esta etapa de transformación, “solicitamos cambios en las reglas del juego, ser escuchados como profesionales; propuso diálogo, apertura, transparencia en el marco de las leyes”.

Durante el foro, diversos comunicadores abordaron los temas: Riesgos y garantías de periodistas, Mecanismos de protección, Agenda legislativa, Retos digitales y La lucha por el marketing político.

REGRESAR