MEXICO

LA CNPA EXIGE EL FIN DE LA POLITICA

ASISTENCIALISTA EN MÉXICO

  • Ya no queremos más limosnas, fue el grito de sus integrantes

  • Concluye X Congreso con diversos acuerdos

 


CIUDAD DE MÉXICO.- El día de hoy, la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) clausuró los trabajos de su X Congreso Nacional, en donde la organización campesina ratificó su compromiso para trabajar para hacer realidad los compromisos del hoy, presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en cuanto a recuperar la Soberanía Alimentaria y para ello se necesita la coordinación de los campesinos en cada rincón del país.

El rezago de la pequeña agricultura presenta graves problemas como el de la pobreza, la migración y la violencia o delincuencia organizada en el campo, aunado a la precarización de la agricultura ha provocado también pérdida de la autosuficiencia y la soberanía alimentaria, que es de los grandes retos del próximo gobierno que es con campesinos que representan más del 80 por ciento de las unidades de producción rural de México.

Durante los trabajos del congreso campesino, la organización agraria se manifestó por erradicar la política subsidiaria implementada por los gobiernos del PRI y el PAN, la cual fue diseñada para hacer clientelas electorales, pues los programas sólo dan migajas para evitar que los trabajadores agrarios no mueran de hambre, pero que nunca accedan a la modernidad.

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA SONORA) renueva su visión en estos tiempos de cambios profundos en México para ayudar a nuestro presidente electo hacer realidad su proyecto de nación.

Así, la Coordinadora impulsará el cambio en las políticas públicas para construir un andamiaje institucional que fortalezca la inversión en la producción de los millones de campesinos de subsistencia que hoy están en pobreza. Así, se trabajará a favor del derecho a la Consulta de los pueblos originarios, para que expresen su aprobación en los proyectos que afecten la tierra y la vida de las comunidades indígenas.

En el mismo sentido, se impulsará el derecho a la alimentación, al territorio, al agua y a la defensa de la cultura campesina, al crédito, impulsando la producción, cadenas de valor, el comercio justo y vida sustentable en el campo, con educación y salud con clínicas con médicos y medicinas, al tiempo que se impulsará la reactivación y rescate del campo, con el objetivo de sacarlo del abandono, pues consideró que es el sector más olvidado de México.

Ante 3 mil 500 miembros de la CNPA, el Senador José Narro Céspedes, demandó que “el presupuesto ya deje de beneficiar solo a los grandes productores de los alimentos pues ellos se reparten los recursos destinados a la agricultura de exportación”.

El líder de CNPA demandó al próximo gobierno que “se apoye al pequeño productor que representa el 80% de la gente que vive en el campo y es un reto importante lograr incorporar a este sector al desarrollo nacional, a partir de un cambio.

“Ya no queremos limosnas” fue la exigencia de la CNPA para el nuevo gobierno.

El Senador de Morena se mostró orgulloso de pertenecer a una organización con una gran carga histórica, combativa y que ha sido un actor principal en la lucha a favor del campo, una organización que nunca se ha plegado ante el poder corruptor del estado.

REGRESAR