Proponen una Fiscalía Anticorrupción de la CDMX con autonomía técnica, de gestión y presupuestal

  • El diputado Eduardo Santillán, presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso local, aseguró que se revisarán diversos instrumentos como Ley de Adquisiciones, Ley de Obras y el Código Penal.

  • Integrantes de la Comisión participaron hoy en la videoconferencia: “Diseño de las Fiscalías Anticorrupción”.

  • El presidente de la Convención Nacional de Fiscales Anticorrupción, Odracir Espinoza, planteó que el perfil para encabezar el área debe ser social y con legitimidad.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México, Eduardo Santillán Pérez, y el presidente de la Convención Nacional de Fiscales Anticorrupción, Odracir Espinoza Valdez, coincidieron hoy en que la Fiscalía Anticorrupción de la capital del país debe tener autonomía técnica, de gestión y presupuestal.

Durante la charla por videoconferencia “Diseño de las Fiscalías Anticorrupción”, el legislador local apuntó que la creación del sistema representará un reto que tiene entre sus objetivos garantizar que no se convierta en un instrumento político que permita la protección de algún funcionario y tampoco sirva para la persecución política.

Asimismo, dijo que es necesaria tener una visión integral del Sistema, “no es solamente la estructura administrativa, sino debe formar parte de una política integral del combate a la corrupción para eliminar el andamiaje jurídico que se creó durante muchos años, que generó vacíos jurídicos y legales, mismos que se convirtieron en áreas de discrecionalidad y permitieron el abuso en diversas áreas”, recalcó.

Santillán Pérez, legislador por MORENA, adelantó que el Congreso local revisará diversos instrumentos administrativos como a Ley de Adquisiciones y la Ley de Obras Públicas, el Código Penal para precisar los tipos de delitos que deberán ser perseguidos y así evitar dispersiones.

Con relación a la titularidad de la Fiscalía local, afirmó que ésta necesitará de un conocimiento profundo de la administración pública y su operación ordinaria, de tal manera que le permita determinar en qué momento una acción fue dirigida o manipulada para declararse desierta, ya que ese tipo de operaciones puede levantar sospecha de algo irregular, lo mismo que las adjudicaciones directas o invitaciones restringidas.

El diputado Santillán recalcó también que la Fiscalía deberá tener plena y absoluta autonomía técnica y de gestión, que permita contar con la infraestructura necesaria, dotada de facultades e instrumentos necesarios.

Autonomía presupuestal es clave

En tanto, Espinoza Valdés, presidente de la Convención Nacional de Fiscales Anticorrupción, agregó que la autonomía presupuestal también es fundamental para su operación, y se pronunció en favor de que sea un órgano desconcentrado o descentralizado.

En cuanto al perfil del Fiscal Anticorrupción, planteó el diseño de un perfil totalmente social que cuente con legitimidad para conducir el Sistema con verdadera convicción, ya que el primer reto que afrontará será la alta expectativa social que le exigirá resultados de inmediato.

Recordó que la figura de fiscalías especializadas en materia de Delitos Electorales y Anticorrupción nació tras la reforma en materia político-electoral publicada en el año 2014 y que consolidó el esfuerzo del Estado para crear una nueva figura de Ministerio Público y dar paso al Fiscal General de la República.

El también Fiscal Anticorrupción de estado de Sonora destacó la importancia de tener equipos de trabajo especializados en la Fiscalía, además de tener reglas operativas, normatividades secundarias, que eviten actos discrecionales de los titulares de áreas, concluyó.

REGRESAR

              

COMENTARIOS