LEGISLATIVO TV

TRABAJO LEGISLATIVO

NINGÚN NIÑO MEXICANO DEBE MORIR POR

DIABETES TIPO UNO: RAMÍREZ BARBA

  • Llamó a atender las necesidades de menores y población en general que la padecen
  • No existe en México un registro oficial de personas con diabetes tipo 1

 


CIUDAD DE MÉXICO.- Durante el Foro “Ningún niño mexicano debe de morir por diabetes tipo uno”, el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN), secretario de la Comisión de Salud, expresó que prepara iniciativa con el objetivo de atender las necesidades de las niñas, niños y población en general que la padecen.

En México no hay un registro oficial de personas con diabetes tipo 1. Es más frecuente en la niñez y adultos jóvenes, pero puede presentarse en cualquier edad. No es prevenible ni curable y sería mortal en caso de no ser controlada con el tratamiento adecuado.

Se manifiesta principalmente cuando el páncreas deja de producir insulina, encargada en mantener niveles bajos de glucosa en sangre; los pacientes dependen de inyecciones diarias o bombas de esa hormona para controlar la enfermedad. Algunos síntomas que presenta esta complicación son: mucha sed, orina frecuente, cuantiosa hambre, cansancio, piel seca, vista borrosa, entre otras.

Para atender sus complicaciones en necesario administrar una serie de inyecciones de insulina, tener chequeos constantes de glucosa, de cuatro a diez diarios (lancetas, glucómetros), atención especializada médica, psicológica y nutricional.

El legislador refirió que esta iniciativa impulsará un registro nacional de personas con diabetes tipo uno, garantizar el acceso a los insumos necesarios para el tratamiento, reforzar la capacitación del personal y que esta enfermedad sea catalogada como prioridad en el sector salud, puesto que la cantidad de recursos que hacen falta son mayúsculos. “En los últimos 10 años se han impulsado 20 iniciativas acerca de la diabetes”, refirió.

Ramírez Barba pidió a los legisladores atender esta problemática como corresponde por su incidencia.

Al foro asistieron expertos e integrantes de la Organización Civil “Por una sola voz en la diabetes tipo 1”, quienes relataron que se presentan diversas problemáticas en los centros de salud, como la falta de empatía, el bajo o nulo conocimiento de la enfermedad por parte de las autoridades médicas y la ausencia de un protocolo de atención específico.

Señalaron que los gastos en tratamientos son costosos y se tienen que incluir en el catálogo de enfermedades de gastos catastróficos.

Durante la realización del foro se instaló una mesa de atención médica para los asistentes que padecen esta enfermedad.

REGRESAR